martes, 2 de octubre de 2007

EL CONTRATO DE FACTORING

CONCEPTO DE FACTORING
Es un
producto financiero con el que su empresa puede obtener financiación inmediata de sus ventas a crédito comercial a otras empresas y obtener, si lo desea, la garantía de insolvencia de sus compradores.
Según el Superintendente de Banca y Seguros(SBS), el factoring es la operación mediante la cual el Factor adquiere, a título oneroso, de una
persona natural o jurídica, denominada Cliente, instrumentos de contenido crediticio, prestando en algunos casos servicios adicionales a cambio de una retribución. El Factor asume el riesgo crediticio de los deudores de los instrumentos adquiridos, en adelante Deudores.
El factoring de
exportación es la cesión que la empresa exportadora hace a un intermediario financiero sobre el derecho de cobro de los créditos otorgados, a un interés preestablecido, pudiendo este asumir o no el riesgo de la operación.
CONCEPTO DE CONTRATO DE FACTORING
"El contrato de factoring es calificado por la doctrina científica como un contrato atípico, mixto y complejo, llamado a cubrir diversas finalidades económicas y jurídicas del
empresario por una sociedad especializada, que se integran por diversas funciones, aun cuando alguna de ellas no venga especialmente pactada, y que se residencian: en la función de gestión, por la cual la entidad de factoring se encarga de todas las actividades empresariales que conlleva la función de gestionar el cobro de los créditos cedidos por el empresario, liberando a éste de la carga de medios materiales, y humanos que debería arbitrar en orden a obtener el abono de los mismos; la función de garantía, en este supuesto la entidad de factoring asume, además, el riesgo de insolvencia del deudor cedido, adoptando una finalidad de carácter aseguratorio; y la función de financiación, que suele ser la más frecuente, en ella la sociedad de factoring anticipa al empresario el importe de los créditos transmitidos, permitiendo la obtención de una liquidez inmediata, que se configura como un anticipo de parte del nominal de cada crédito cedido, aparte de la recepción por la sociedad de factoring de un interés en la suya".
Según SBS, el contrato de factoring (ver en ANEXO un
Modelo de Contrato) deberá contener como mínimo lo siguiente:
1. Nombre, razón o denominación social y domicilio de las partes;
2. Identificación de los instrumentos que son objeto de factoring o, de ser el caso, precisar los criterios que permitan identificar los instrumentos respectivos;
3. Precio a ser pagado por los instrumentos y la forma de pago;
4. Retribución correspondiente al Factor; de ser el caso;
5. Responsable de realizar la cobranza a los Deudores; y,
6. Momento a partir del cual el Factor asume el riesgo crediticio de los Deudores.
ORIGEN
El origen del FACTORING, según los estudios realizados, se remonta al
comercio textil entre Inglaterra y sus colonias norteamericanas, en el cual aparece la figura del FACTOR con un marcado matiz de agente o representante de los comerciantes e industriales ingleses en aquellas tierras.
Posteriormente la figura de este representante fue evolucionando, tanto en su condición como en la actividad de los servicios que prestaba, hasta convertirse en la actual COMPAÑÍA DE FACTORING (Factor), como empresa independiente y con las funciones administrativo-financieras.
IMPORTANCIA
La operación de Factoring tiene por finalidad auxiliar a los fabricantes y comerciantes en
la organización y llevanza de su contabilidad y en la facturación de los procesos y servicios que lanzan en el mercado.
El contrato de Factoring ofrece una pluralidad de servicios administrativos y financieros, tales servicios comprenden principalmente, la gestión y cobro de los créditos cedidos por el cliente y aceptados en cada caso por el factor, el cual asume, en las condiciones de contrato, el riesgo de insolvencia de los deudores. Esta concepción tradicional (Old line Factor) ha evolucionado incorporando al Factoring la concesión de anticipos en efectivo a cliente sobre el importe de los créditos cedidos (New Style factor) Además, implica otras
prestaciones como: estudio del grado de solvencia de los deudores asignándole una línea de riesgo a cada uno de ellos, gestión integral del cobro de los créditos, servicios de contabilidad, e informa periódicamente sobre el estado de la cuenta de cada uno de los deudores.
El Factoring resulta conveniente y ventajoso porque permite convertir Ventas al Crédito como si fueran al contado, evitando que la empresa se enfrente a desbalances por falta de liquidez inmediata, permite además planificar con certeza los flujos financieros al convenir desde el inicio de su ciclo de
operaciones el descuento de las deudas futuras; de esta forma, la empresa mejora:
· Su gestión financiera y comercial.
· Puede ofrecer a sus clientes comerciales sin afectar sus flujos de caja.
· Puede mejorar la relación con los
proveedores.
· Maneja apropiadamente el
inventario.
· Facilita el crecimiento de la empresa.
¿EN QUE CONSISTE EL FACTORING?
Es una operación que consiste en la cesión de la "cartera de cobro a clientes" (facturas, recibos, letras... sin embolsar) de un Titular a una firma especializada en este tipo de transacciones (sociedad Factor), convirtiendo las ventas a corto plazo en ventas al contado, asumiendo el riesgo de insolvencia del titular y encargándose de su contabilización y cobro; es decir, consiste en la compra de los créditos originados por la
venta de mercancías a corto plazo.
Las operaciones de factoring pueden ser realizadas por entidades de financiación o por entidades de crédito:
bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito.
El factoring es apto sobre todo para aquellas
PYME cuya situación no les permitiría soportar una línea de crédito. Debido a que el servicio de factoring ofrece a una empresa la posibilidad de liberarse de problemas de facturación, contabilidad, cobros y litigios que exigen un personal muy numeroso.
¿QUE EMPRESAS SUELEN CONTRATAR EL FACTORING?
Todas las empresas, pequeñas, medianas o grandes que reúnan algunas de las siguientes características:
· Realizan ventas con pago aplazado entre 30 y 270 días Por ejemplo proveedores de grandes cadenas de
distribución, multinacionales, organismos públicos y corporaciones donde los plazos de pago son dilatados.
· Utilizan la transferencia o el
cheque cómo forma de pago. También las empresas que cobran por pagaré o letra aceptada, pueden acudir al factoring, debido a los plazos que puedan tardar en recibir los documentos.
· Necesitan a parte de la financiación de sus ventas, la cobertura de insolvencia de las mismas.
· Poseen un número limitado de compradores, que representan una parte importante de su cifra de ventas, lo que representa una concentración de
riesgos, que desean cubrir.
· Empresas en expansión, que necesitan financiación para
poder seguir creciendo, aunque su actual estructura sea limitada.
· En el caso de las grandes empresas, el factoring les permite mejorar la estructura de su balance, mediante la movilización de su cuenta de clientes.
¿QUE AGENTES ACTUAN?
El deudor, quien le documenta una deuda al cliente del factoring por haber recibido de él mercaderías producto de ventas o servicios no financieros.
El cliente, tiene una
factura para cobrar al deudor y necesita dinero ya.
La empresa que hace factoring, quien a cambio de quedarse con el derecho de cobro de la factura (aceptar la cesión de
cuentas por cobrar), le paga al cliente el monto adeudado sujeto a un descuento (utilizando un factor de descuento, o bien tasa de interés de descuento), para cobrarle al deudor posteriormente la factura en los plazos anteriormente establecidos.
En otros términos, empresa de factoring, previa realización de un contrato, se queda con la factura que se le debe al cliente. Desde ese minuto, la empresa de factoring se entenderá directamente con el deudor hasta que se le pague.

¿CUALES SON LOS CRITERIOS BASICOS DE CLASIFICACION DEL FACTORING?
La flexibilidad del FACTORING admite tantas modalidades como la COMPAÑIA DE FACTORING (Factor) y el CLIENTE (Vendedor) pueda llegar a establecer. Sin embargo, si nos atenemos a la práctica generalizada del mismo, pueden citarse tres criterios básicos de clasificación que, combinados entre sí, dan lugar a otras tantas modalidades. Estos criterios son los siguientes:
1. En función del DESTINO DE LAS VENTAS
.
a. FACTORING NACIONAL: cuando el CLIENTE (Vendedor), titular de los créditos comerciales que cede a la COMPAÑÍA DE FACTORING (Factor) y los COMPRADORES (Deudores) residen en un mismo país.
b. FACTORING DE EXPORTACIÓN: cuando el CLIENTE (Vendedor) y los COMPRADORES (Deudores) residen en países distintos.
2. En función de la ASUNCIÓN DEL RIESGO DE INSOLVENCIA de los deudores.

a. FACTORING SIN RECURSO: cuando la compañía de FACTORING (Factor) asume el riesgo de insolvencia de los COMPRADORES (Deudores).
b. FACTORING CON RECURSO: si es el CLIENTE (Vendedor) el que soporta el riesgo de insolvencia de sus COMPRADORES (Deudores).
3. En función del MOMENTO DEL PAGO por la compañía de FACTORING (factor) al CLIENTE (vendedor) de los créditos (facturas) cedidos.
a. FACTORING CON PAGO AL COBRO: cuando la COMPAÑÍA DE FACTORING (Factor) paga al CLIENTE (Vendedor) una vez que ha cobrado de los COMPRADORES (Deudores).
b. FACTORING CON PAGO AL COBRO CON UNA FECHA LÍMITE: cuando la COMPAÑÍA DE FACTORING (Factor) paga al CLIENTE (Vendedor) en la fecha límite establecida, o en la fecha de cobro si ésta fuese anterior a la citada fecha límite.
c. FACTORING CON PAGO AL VENCIMIENTO O A UNA FECHA PREVIAMENTE ESTABLECIDA: cuando la COMPAÑÍA DE FACTORING (Factor) paga al CLIENTE (Vendedor) en la fecha acordada, con
independencia de que se haya o no efectuado el cobro de los COMPRADORES (Deudores).
¿CUALES SON LAS VENTAJAS DE GESTION DEL FACTORING?
AUMENTA:
· La consolidación de la clientela.
· Mejor
selección y por tanto, mayor garantía de estabilidad.
· La posibilidad de mejorar condiciones de venta (se pueden dar mayores plazos sin comprometer la tesorería).
· El tiempo del personal para tareas más productivas (producir y/o vender).
REDUCE:
· El riesgo de fallidos en
contratos con recurso.
· El trabajo burocrático.
· La
presión y las preocupaciones de la gerencia.
· ELIMINA:
· El riesgo de fallidos en contratos sin recurso.
· Las interferencias entre los departamentos comercial y administrativo (profesionaliza e independiza la gestión de cobro).

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE UN CONTRATO DE FACTORING
VENTAJAS
· Ahorro de tiempo,
ahorro de gastos, y precisión de la obtención de informes.
· Permite la máxima movilización de la cartera de deudores y garantiza el cobro de todos ellos.
· Simplifica la contabilidad, ya que mediante el contrato de factoring el usuario pasa a tener un solo cliente, que paga al contado.
· Saneamiento de la cartera de clientes.
· Permite recibir anticipos de los créditos cedidos.
· Reduce el endeudamiento de la empresa contratante. No endeudamiento: Compra en firme y sin recurso.
· Se puede comprar de contado obteniendo descuentos.
· Para el personal directivo, ahorro de tiempo empleado en supervisar y dirigir la organización de una contabilidad de ventas.
· Puede ser utilizado como una fuente de financiación y obtención de recursos circulantes.
· Las facturas proporcionan garantiría para un préstamo que de otro modo la empresa no sería capaz de obtener.
· Reduce los
Costos de operación, al ceder las Cuentas por cobrar a una empresa que se dedica a la factorización.
· Proporciona protección en procesos inflacionarios al contar con el dinero de manera anticipada, con los que no pierde poder adquisitivo.
· En caso del Factoring Internacional, se incrementan las exportaciones al ofrecer una forma de pago más competitiva.
· Eliminación del Departamento de Cobros de la empresa, como normalmente el factor acepta todos los riesgos de créditos debe cubrir los costos de cobranza.
· Asegura un patrón conocido de flujos de caja. La empresa que vende sus Cuentas por Cobrar sabe que recibe el importe de las cuentas menos la comisión de factorización en una fecha determinada, lo que la
planeación del flujo de caja de la empresa.
INCONVENIENTES
· Coste elevado. Concretamente el tipo de interés aplicado es mayor que el descuento comercial convencional.
· El factor puede no aceptar algunos de los documentos de su cliente.
· Quedan excluidas las operaciones relativas a productos perecederos y las de a largo plazo (más de 180 días).
· El cliente queda sujeto al criterio de la sociedad factor para evaluar el riesgo de los distintos compradores.
· El Factor sólo comprará la Cuentas por Cobrar que quiera, por lo que la selección dependerá de la
calidad de las mismas, es decir, de su plazo, monto y posibilidad de recuperación.
· Una empresa que este en dificultades financieras temporales puede recibir muy poca ayuda.
· Las empresas que se dedican al Factoring son impersonales, por lo tanto no toleran que su cliente se deteriore por algún problema, porque es eliminada del mercado.

¿QUE ENTIDADES PUEDEN REALIZAR LAS OPERACIONES DE FACTORING?
El factoring es una actividad especializada de las entidades de financiación. Las operaciones de factoring también pueden ser realizadas directamente por las entidades de crédito universales, esto es, bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito, sin embargo, ello requiere el montaje de departamentos especializados, ya que pese a las apariencias, el establecimiento de un contrato de factoring requiere análisis más complejos de los deudores y un seguimiento tanto en el ámbito individual como sectorial.
Por ejemplo los Bancos e
instituciones financieras que ofrecen factoring son: Bci, BICE, Corpbanca, Banco de Chile, Banco del Desarrollo, Factor Line, HellerNet-Sudfactoring, Banco Santander, Banco Santiago, Scotiabank Sud Americano, Banco de Crédito del Perú, Banco Wiese, entre otros.

No hay comentarios: